Cómo influyen el wifi y los teléfonos móviles en la salud de los niños

1 comentarios

Los más pequeños absorben mayor cantidad de radiación de las ondas electromagnéticas, según estudios científicos.

Hay sistemas de protección avalados por estudios científicos que pueden proteger tanto en el hogar como en el trabajo. 

La mayoría de los padres se mostraría muy preocupados si sus hijos presentaran una exposición significativa al plomo, al cloroformo o al pesticida DDT. El Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IRIC) y la Organización Mundial de la Salud de las Naciones Unidas (OMS) los clasifican –junto con 250 agentes más– en la categoría 2B de las sustancias cancerígenas.

En esta misma lista, otro de estos agentes cancerígenos son los campos electromagnéticos de radiofrecuencias (RF/EMF). Los principales instrumentos generadores de estos campos son las radios, televisores, microondas, teléfonos móviles y aparatos wifi.

Sabemos con total seguridad que estos dispositivos y los campos que generan son cada día más comunes en la sociedad moderna. Queramos o no, no podemos evitar nuestra exposición ni la de nuestros hijos a estas frecuencias RF/EMF.

En cambio, no estamos obligados a permanecer indefensos ante este peligro, al menos en la medida en que esto nos sea posible (ver más abajo: CMO, la tecnología de compensación de las ondas electromagnéticas ideada por COMOSYSTEMS).

En cualquier caso, el artículo en Le Journal de Microscopie et Ultrastructure «Por qué los niños absorben más radiaciones de microondas que los adultos: sus consecuencias» y el resultado del análisis y de los estudios practicados por sus autores confirma que los niños y los adolescentes son una población de riesgo considerable, al menos en lo que concierne a los aparatos que emiten microondas (los adultos corren también riesgo, pero en menor medida).

Es preciso tener en cuenta el propósito de este estudio, que arroja los siguientes resultados:
 Los niños absorben una mayor cantidad de radiación del microondas que los adultos.
 Los fetos son aún más vulnerables que los niños. Consecuentemente, las mujeres embarazadas deberán evitar exponer a los futuros bebés a la radiación del microondas.
 Los adolescentes y las mujeres no deben situar los teléfonos móviles próximos a los órganos de reproducción.

Los juguetes que utilizan tecnología inalámbrica no se pueden considerar totalmente inofensivos

 Los avisos de alerta de los teléfonos móviles revelan que el problema de sobreexposición es real, existe.
 Al margen de las numerosas advertencias de ciertos gobiernos que han empezado a tomar cartas en el asunto, es lamentable pero aún no existe una verdadera conciencia global sobre los peligros de estas tecnologías. Este peligro real, con el tiempo, nos conducirá a seguir el mismo procedimiento que el que ha tenido lugar años atrás con el tabaco. Se conocía perfectamente su efecto devastador sobre el organismo humano, pero los fabricantes no hicieron el menor caso hasta ser obligados por ley a reconocer los mismos. 
 Los límites de exposición actuales no deberían ser revisados sobre la base de su intensidad, sino que sería mejor tomar en consideración todos los criterios biológicos*. Ver estudios en el blog EMF Protection
 Los aparatos sin cable, como las emisoras de radio, no se pueden considerar totalmente inofensivos. Los juguetes que utilizan estas tecnologías deberían estar acompañados para su venta de informacón que ayude a tomar precauciones para su empleo.

Para descargar el estudio completo (altamente aconsejable) clica en este lugar: PDF icon Por qué los niños absorben más radiaciones de microondas que los adultos.pdf

Cómo protegerse de las radiaciones

Este estudio nos permite concluir que los niños son especialmente sensibles a las ondas electromagnéticas y que hay soluciones tecnológicas serias que contrarrestan estos efectos:
• CMO es el nombre de una tecnología desarrollada por COMOSYSTEMS con el objetivo de contrarrestar los efectos adversos de la exposición humana a la tecnología de los campos electromagnéticos.
• CMO significa "Oscilador Magnético de Compensación" y es un sistema pasivo (autónomo, no utiliza baterías ni electricidad) de protección para toda la familia en el hogar y también en el trabajo o de viaje. Las protecciones CMO se fabrican en Francia exclusivamente por Comosystems (www.comosystems.com) y están disponibles para la venta en España en la web www.bioseguridad-electromagnetica.com 
 Se pueden encontrar todos los estudios científicos sobre los efectos de la exposición a los campos electromagnéticos, clasificados por síntomas, en el Blog de Comosystems: EMF Protection
 Consejos y asistencia telefónica. Disponemos de dos números de asistencia y consulta telefónica a disposición de los lectores interesados en protegerse de las radiaciones electromagnéticas de forma segura y avalada por la ciencia. 
 

Yo considero que todo a los extremos es malo, también como niños que son deberían disfrutar del exterior parajes, montañas etc, es muy bueno para su capacidad motora y su desarrollo intelectual.

Páginas