Cómo preparar kimchi vegano casero

1 comentarios

El kimchi es un plato coreano a base de verduras fermentadas. Es, por tanto, un alimento probiótico. 

Los alimentos probióticos como el kimchi aportan bacterias vivas que refuerzan las poblaciones beneficiosas de la flora intestinal. El efecto es un estimulo general para la salud. De esta manera se previenen procesos inflamatorios e infecciones.

Las verduras fermentadas también aportan enzimas que facilitan la digestión y los procesos metabólicos. Es rico en fibra y bajo en calorías, por lo que es ideal en las dietas de adelgazamiento (que también deben ayudar a recomponer la microbiota de bacterias intestinales). 

Una ración proporciona el 50% de las necesidades diarias de vitamina C y de caroteno. 

Para hacer kimchi, las hojas de, por ejemplo, col china y otras verduras de temporada, se cubren con sal y una mezcla de jengibre, ajo y polvo de chile. Este plato se sirve en Corea con todas las comidas.

Ingredientes:
1 col china
60 g de sal
4 cebollas tiernas
200 g de rábano blanco
4 dientes de ajo rallados
1 cucharada de copos de chile (en las tiendas asiáticas se consigue bajo el nombre de “gochugaru”)
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de jengibre fresco rallado 

Preparación:
Lava la col y córtala a cuartos para luego convertirla en tiras de entre 4 y 5 cms.
Colócola en una fuente y espolvoréala bien con sal.
Vierte agua y coloca encima un plato pesado. Deja que repose durante 2 horas.
Mientras haz una marinada con 3 cucharadas de agua y el ajo, el chile, el azúcar y el jengibre.
Lava la col, escúrrela bien y mézclara con las c
ebollas frescas cortadas finas, los rábanos en finas tiras. Mézclalo todo con la marina en una fuente.
Mételo todo en un tarro grande de cristal y comprime los alimentos de manera que el marinado los cubra totalmente.
Cierra el tarro, teniendo en cuenta que entre el líquido y la tapa debe qudar al menos 1 cm de espacio. 
Déjalo fermentar de 1 a 5 días a temperatura ambiente. Cuanto más tiempo pase, más intenso será el sabor.  
Cada día puedes volver a prensar la verdura y dejarla cubriéndose con la marinada. Esto ayuda a eliminar los gases de la fermentación. Pruébalo hasta que notes un sabor suficientemente intenso. Entonces estará listo para consumirse.
Se conserva entre dos y tres semanas en la nevera.

Páginas