Cómo preparar tu propio condimento para hacer caldos y sopas

0 comentarios

Puedes utilizarlo en lugar de las pastillas comerciales y sustituir la sal.

Con la llegada del frío también le damos la bienvenida a las comidas que nos calientan y reconfortan. Utilizar un condimento hecho en casa, en lugar de las pastillas de caldo convencionales, repletas de aromatizantes y grasas poco sanas, puede darle un toque delicioso y sano a nuestras sopas, guisos y verduras.

Receta:

200 g de zanahoria

100 g de apio

1 cebolla pequeña

100 g de puerro

100 g de perejil

40-50 g de apio de montaña

1 pizca de hisopo

1 trozo pequeño de jengibre

1 pizca de cáscara de limón rallada

1 pizca de chile en polvo

1 pizca de pimienta negra

1 pizca de nuez moscada

1 punta de cuchillo de cúrcuma

1 cucharada colmada de tomate concentrado

100 g de sal

10 g de azúcar moreno

1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
 
Se pican muy finas las verduras y las aromáticas. Se añaden todas las especias, se agrega el tomate concentrado y el aceite de oliva y se mezcla todo muy bien. Una vez que todo está perfectamente integrado, se coloca en un tarro de cristal con rosca. Se conserva en la nevera durante todo el invierno.
Archivado en: