En la huertina de Toni

0 comentarios

Los vídeos de Toni Jardón de agricultura urbana en Youtube tienen más de 25.000 visitas diarias.

Vive en Asturias y no viene de familia de agricultores, empezó a cultivar por afición.

Fotos: Carlos Fresneda

Una azada, un palote y un tridente. "Con esas tres herramientas básicas nos sobra y nos basta para cultivar, no hay por qué complicarse". Palabra de Toni Jardón, el fenómeno de la agricultura urbana en Youtube, con más de 25.000 visitas diarias y más de medio millón entradas del vídeo 'Cómo hacer un enraizante natural con lentejas', por no hablar de los “hits” 'Cómo hacer humus de lombriz' o 'Cómo rebrotar una lechuga', o de los más recientes 'Cómo hacer una herramienta se siembra' y 'Cómo cortar la flor del ajo'.

Desde el concejo de Las Regueras, en el verde intenso de Asturias, La huertina de Toni se ha convertido en fuente inagotable de inspiración a todo el que se propone empezar o mejorar con su faena en el huerto. "Todo empezó como un puro 'hobby'", asegura Toni, 33 años, que trabaja como informático en Volkswagen. "Desde niño me gustó cultivar y siempre me tiró lo audiovisual. Me di cuenta de que hay mucha gente joven que no ha tenido contacto con la tierra y que de pronto se está interesando por estas cosas".

Dos años cumplió en diciembre 'La huertina de Toni' (recién premiada como la mejor web de Asturias). Su creador sigue fiel a sus principios de "máxima sencillez y ahorro total". Sus "maestros" fueron los libros de John Seymour, Sepp Holzer y el padre de la 'permacultura', Bill Mollison. Aunque no hay mejor aprendizaje que la experiencia y la "prueba y error": "No hay nada mejor que probar por ti mismo, así es cómo he llegado casi todo lo que sé. Pero nunca pretendo sentar cátedra. Es lo que le digo siempre a la gente, aquí tenéis unas cuantas ideas, pero no os las toméis al pie de la letra, intentad adaptarlas a vuestras necesidades".

En su huertina -fertilizada ocasionalmente por sus gallinas y el gallo Fabio- destacan los bancales cerámicos a cuya popularidad ha contribuido notablemente ("son más cómodos para cultivar y lo tienes todo más controlado, incluidas las malas hierbas") y las hileras de botellas de plástico, recicladas que hacen de 'mini-invernaderos' para que crezcan a estas alturas las coliflores, los brócolis y los repollos.
El tomate sigue viviendo de su fama de "rey de la huerta", pero Toni recomienda empezar siempre por la lechuga: "Tiene un ciclo muy corto y es muy gratificante verla crecer en apenas un mes". Y eso por no hablar de la magia oculta de la lechuga, que hace las delicias de grandes y pequeños: "A los niños les enseñas cómo puede rebrotar a partir del tallo y la verdad es que 'flipan'...

Toni no proviene precisamente de familia hortelana... “Todo empezó como un puro 'hobby'. De pequeño hacía mis pinitos en el jardín de la casa familiar en Andorra (Teruel), donde tenía ya mérito que creciera algo. Luego me tiró siempre mucho lo audiovisual, y por ahí empezó la cosa, haciéndole un vídeo a un tío mío para que viera cómo plantaba sus ajos". "Al principio lo hice por pura diversión y no me lo tomaba demasiado en serio", confiesa Toni. "Pero cuando colgué los vídeos, vi que a la gente les servía y poco a poco fui entrando en la historia".

Asturiano de adopción, Toni nació en Cambrils (Tarragona) y pasó un tiempo en Aragón antes de echar raíces a la vera de Oviedo. Su padre, ingeniero de minas, tuvo mucho que ver con el trasiego de su infancia, aunque no directamente con su afición por lo verde, que le viene más bien por vena autodidacta…

"Cómo cultivar la berzas asturianas", "Cómo hacer fertilizante de algas", "Cómo hacer una tamiz" o "Cómo fabricar un comedero para mariposas"... La curiosidad insaciable de Toni se manifiesta en su colección de más de 115 vídeos en los que normalmente ejerce de protagonista, guionista, cámara, editor y lo que le echen. La mayoría de los vídeos siguen su propio proceso de experimentación; otras veces sale al encuentro de las necesidades de su nutrida parroquia, que crece por días...

"Observad la tierra"... Esa es otra de las lecciones impagables de Toni, que invita a cualquiera a tomar la santísima trinidad de la tierra -azada, paleta y tridente- como iniciación a una relación más estrecha y directa con nuestro entorno: "Casi siempre se nos van los ojos detrás de las plantas, cuando la auténtica clave está bajo nuestros pies. Hay que alimentar el suelo, hay que nutrir de planeta, hay que imitar a la naturaleza”.