Tinta fabricada con el humo contaminante de los coches

1 comentarios

Una empresa india inventa un filtro para coches que recoge partículas contaminantes del aire y las transforma en pintura y tinta.

Mural realizado con tintas Air-Ink en Londres durante una campaña de Tiger Beer.

Quienes viven en una gran ciudad saben muy bien a qué huele el aire que respiran: a contaminación. La mayoría de esos contaminantes que respiramos son tóxicos para la salud, responsables de 7 millones de muertes al año en todo el mundo. Las emisiones de los coches, los compuestos químicos de las fábricas, el polvo, el polen y las esporas de moho quedan suspendidas en el aire en forma de partículas y afectan negativamente al sistema respiratorio. Pero parte del humo negro que sale de los tubos de escape de los coches se puede capturar para hacer algo práctico y que no vaya a parar a los pulmones de los ciudadanos.

¿Hacer algo como qué? Eso fue lo que se preguntó un grupo de investigadores y diseñadores industriales de Bangalore (India), que han encontrado una manera «circular» de abordar este problema ambiental. Después de darle muchas vueltas, consiguieron idear una tecnología que captura las partículas de la contaminación gracias a un filtro que se adapta a los tubos de escape de los vehículos y, posteriormente, con esas partículas tóxicas fabrican tinta.

Pintura hecha con contaminación 

Graviky Labs ha desarrollado esta tecnología que transforma un problema de salud en un recurso. «Encontramos una manera de usar ese recurso», explican. «La idea surgió durante la estancia de Anirudh Sharma en el MIT Media Lab. Las emisiones de carbón de los motores de los vehículos son de color negro oscuro, así que Sharma tuvo la idea de capturar la contaminación y reutilizarla como tinta. Pensamos que podría usarse como un pigmento para pintar. Contactamos con varios diseñadores, artistas, químicos y expertos en automóviles para hacerlo una realidad». Y de esta forma ha nacido un producto novedoso, Air-Ink, la primera tinta fabricada a partir de la contaminación del aire.

El primer paso fue inventar un filtro (Kaalink, actualmente en proceso de certificación) que se adaptara al tubo de escape de los vehículos para capturar los contaminantes salientes. Conseguido esto, y con el carbón y las partículas recogidas por el dispositivo, se desarrolló un procedimiento para eliminar los metales pesados y los carcinógenos. Estos residuos, ya inocuos para la salud, se mezclan con aceites para crear una pintura a base de aceite, y la pintura en aerosol se envasa con gas comprimido y se enlata. El producto final es un pigmento de carbono purificado.

Se utiliza para hacer diferentes tipos pinturas, aerosoles y rotuladores, y se usan como cualquier otra tinta. 130 minutos de contaminación de un vehículo diésel se convierte en un rotulador de trazo grueso, por ejemplo. «Los contaminantes que podrían haber llegado a los pulmones de millones de personas se transforman en arte», explican orgullosos en su web, ya que han iniciado contactos con muchos artistas de murales que se han entusiasmado con la idea. 

Filtrar las peligrosas nanopartículas

El dispositivo Kaalink captura hasta el 95% de partículas tóxicas de la contaminación sin disminuir la eficacia de los motores. «Las partículas de la contaminación son extremadamente diminutas, 2,5 micras o menos de diámetro. Son más pequeñas que el polvo o el moho. Pueden llegar a las partes más profundas de nuestros pulmones, donde causan daños muy graves», explican los integrantes de Graviky, que se han informado bien sobre los efectos de la contaminación.

Kaalink consigue capturar estos dañinos contaminantes salientes y almacenarlos para su uso posterior. Está diseñado con materiales electrónicos y materiales a prueba de calor y agua. Se adapta a los generadores diésel, camiones y coches.

Hasta ahora, Graviky ha capturado 1.600 millones de microgramos de partículas, lo que equivale a la limpieza de 1,6 billones de litros de aire exterior, y ya planean fabricar las tintas en India a gran escala e iniciar el proceso de distribución para llevarlo a todo el mundo.

"No podemos esperar a que la energía limpia reemplace los combustibles contaminantes. Hay formas de reducir el impacto de la contaminación instantáneamente y utilizarla como recurso. Nuestras tintas son de un ejemplo, pero hay otros usos también. Nuestro equipo ya está trabajando en la reutilización de estas partículas de la contaminación para fabricar nanotubos de carbono ".

Archivado en: 

Páginas