Todas las herramientas que necesitas en una cocina vegana

0 comentarios

Cocinar con vegetales y de manera sana es un placer, pero necesitas algunos instrumentos para que todo resulte más fácil.

Para cocinar bien con alimentos vegetales no hacen falta todos los instrumentos que te encuentras en la sección de menaje. Ni todo es necesario ni te cabe en la cocina. Antes de explicarte qué cosas consideramos útiles de verdad, vale la pena decir que no siempre lo más caro es lo mejor. De hecho, puedes encontrar la mayor parte de lo que necesitas en las tiendas de segunda mano o mercadillos callejeros. 

Los elementos básicos de la cocina

Los cuchillos 

No hagas caso de la publicidad. Los verdaderos cuchillos de chef son de acero y de una pieza o tienen un mango robusto que puede agarrarse cómodamente. Y su hoja se puede afilar cuando va quedando roma.

Ten cuidado con los cuchillos desgastados que cortan mal porque corres el peligro de que resbalen por encima de la de una hortaliza y te cortes un dedo. Invierte en el mejor cuchillo de cocinero que te permitan tus posibilidades económicas. El precio de un cuchillo profesional decente no debe sobrepasar los 20 €. 

Además de un buen cuchillo afilado de tamaño medio necesitarás uno de sierra para el pan y otro pequeño, con buen filo y acabado en punta, que te servirá para cortar tomates blandos o para quitar los ojos de las patatas.

Están de moda los cuchillos de cerámica, que cortan realmente bien, pero si se te caen al suelo es muy probable que se rompan...

Tabla de cortar

Es un "pecado" cortar las hortalizas sobre platos de cerámica o directamente sobre la encimera de la cocina… Necesitas una tabla de cortar. 

Recomendamos las de madera y especialmente las de bambú por su incríble dureza (y también por su calidad estética).

Pese a lo que mucha gente cree, las tablasd de madera no son menos higiénicas que las de plástico. Al contrario: las bacterias se refugian en los cortes del plástico, mientras que la madera posee cualidades antisépticas. No obstante, procura tenerlas siempre bien limpias.

Peladores de verduras y frutas

Sin duda existen cocineros con una gran habilidad para pelar patatas y otras hortalizas con un cuchillo, pero si no has alcanzando ese nivel de maestría tienes a tu disposición una variedad de peladores muy cómodos. 

El modelo en "y" que parece un tirachinas suele dar muy buenos resultados, pero otras personas prefieren el alargado. Es cuestión de gutos. Pero si tienes que elegir uno observa si está bien afilado y si es resistente. Mira también que el mango sea cómodo de agarrar.

Robot de cocina

Es imprescindible. No hace falta que sea el modelo más caro, pero uno de categoría media puede ahorrarte horas de trabajo. Si dudas, pregúntate si tiene sentido pasar no se sabe cuánto tiempo para hacer 2 kg de patatas chips…

Además de cortar en rodajas todo lo que le eches puedes picar y triturar verduras, legumbres y otros ingredientes hasta convertirlos en purés suaves y cremosos.

Batidora eléctrica de mano

A pesar de su reducido tamaño y económico precio ocupa un papel estelar como ayudante de cocina. Aquiere una con varios accesorios para picar, batir, etc. Algunos modelos pueden, incluso, moler café o especias.

Ralladores manuales

Constituyen el instrumento esencial para atacar zanahorias, apios o nabos cuando la cantidad no hace que valga la pena elegir el robot.  

Mandolina

No requiere más que la energía de tu brazo y es capaz de transformar medio kilo de zanahorias o de patatas en finas rodajas de igual grosor o en fina juliana (en tiras). Ten mucho cuidado al emplearlas porque vienen armadas con una cuchilla realmente mortífera. 

Cazuelas, sartenes y demás útiles para cocinar

Sartenes para freír

Al elegir una sartén el gran tema es el material. Recomendamos el hierro o el acero.

Una sarten de hierro de 25 o 30 cm de diámetro con mango desmontable es muy útil. Puedes utilizarla para freír, cocer y hornear. Pero como es muy pesada también te conviene disponer de otra más pequeña que puede ser de acero.

Las sartenes de acero son muy duraderas y se pueden limpiar bien. Elige una con fondo grueso para que el calor se reparta bien. 

No recomendamos las sartenes antiadherentes de teflón (emiten gases y te puedes encontrar hasta con trozos de plástico en la comida) ni las de cerámica (liberan nanopartículas). Ni unas ni otras duran mucho. 

Un puchero grande para hacer sopa

Elige una olla grande con capacidad para 6 o 8 litros que sea preferentemente de acero inoxidable y de fondo grueso. Conviene que disponga de accesorios para cocer al vapor.

Fuente para cocinar y para servir

Puede ser de hierro fundido o enteramente de cerámica esmaltada. El cristal es otro opción, sobre todo si se desea hornear. 

Pulverizador de aceite

No es un utensilio muy habitual, pero es muy útil para reducir el uso de aceite en algunas preparaciones. 

Utensilios de repostería

Bandejas de horno

Las típicas bandejas de los hornos convencionales con el borde ligeramente curvado hacia arriba son idóneas para asar cualquier tipo de verdura, pero antes de utilizarlas deberías cubrir el fondo con papel vegetal de hornear (papel sulfurado), de lo contrario no volverás a ver limpia la superficie.

Las planchas lisas para hornear galletas también pueden utilizarse para asar verduras, pero como no tienen el borde curvado corres el riesgo de que se derramen los líquidos fuera de la bandeja y se chamusquen en la parte inferior del horno. 

Moldes de repostería

Da rienda suelta a tu imaginación a la hora de equipar tu arsenal de repostería: moldes para hacer magdalenas grandes, moldes para magdalenas pequeñas, moldes para mini magdalenas…

En caso de que las magdalenas no sean de tu agrado, quizá lo tuyo sean los bizcochos redondos con un agujero en medio, en cuyo caso necesitas el molde adecuado.

No te olvides del clásico molde rectangular de hojalata para bizcochos o panes. Los moldes de silicona son otra opción. 

Cuencos para mezclar los ingredientes

Aparte de usarlos en repostería, estos recipientes resultan muy versátiles. Son preferibles los de acero inoxidable, de cristal o de cerámica.

Tazas, cucharas y jarras dosificadoras

Son más prácticas que medir las cantidades a ojo (algo poco recomendable) o utilizar siempre la báscula. 

Temporizador de cocina

Puedes elegir el clásico temporizador mecánico o la aplicación del teléfono móvil. 

Termómetro para el horno

Sí, los hornos miden la temperatura pero lo cierto es que no son muy de fiar. El mejor contar con un termómetro de cocina que puedas introducir en el horno. También te servirá para medir las temperaturas de los líquidos en la cocina.

Utensilios habituales

Espatulas: una metálica suficientemente delgada te servirá para saltear, dar la vuelta a las tortitas o sacar las galletas fuera del horno. Una de madera o bambú son estupendas para revolver salsas y sopas.

Tenacillas o pinzas de cocina: te ayudan a dar la vuelta al tofu en la parrilla a saltear las verduras o a revolver la ensalada después de aliñarla.

Cucharón perforado: para rescatar, por ejemplo, los raviolis de la cazuela de agua hirviendo, entre otros usos.

Cucharón para espaguetis: para enrollar los espaguetis recién cocidos.

Cucharón de servir: su función es únicamente servir la rica comida en los platos. 

Otros enseres de cocina

El centrifugador de lechuga es imprescindible, como el colador de malla tupida, el exprimidor manual de cítricos y unas varillas batidoras. 

Archivado en: