Tratamiento natural de las quemaduras solares leves

1 comentarios

Te explicamos el protocolo natural de la doctora Tieraona Low Dog, experta en fitoterapia. 

Quemadura solar

El dicho "más vale prevenir que curar" es más cierto que nunca cuando hablamos de una quemadura solar: con cada una aumenta el riesgo de que se desarrollen células cancerígenas.

Pero a veces tomamos precauciones y de todos modos nos quemamos. En estos casos se pueden calmar los síntomas y reducir los daños sobre la piel. Sigue los siguientes pasos: 

• Baja la temperatura de la piel con un chorro de agua fría o aplicando compresas frescas en la zona quemada. Si la quemadura afecta a gran parte del cuerpo, toma un baño en agua fresca donde hayas disuelto 50 g de bicarbonato de sodio. Sumérgente durante 10 minutos. 

• No te seques y aplica una crema hidratante ecológica sobre la piel. Esto reducirá el picor y el pelado. 

• Aplica cada pocas horas gel de aloe vera. Lo encontrarás en farmacias, herbodietéticas y tiendas ecológicas. Guárdalo en la nevera para beneficiarte del frescor. 

• Ponte bolsas de té (verde o negro, da igual). Los taninos que contiene el té se han utilizado en el tratamiento convencional de las quemaduras. Está especialmente recomendado para tratar la zona sensible alrededor de los ojos. Humedece unas cuantas bolsas de té en agua fría y aplícalas bajo los ojos. 

• Pulveriza sobre la zona afectada esta mezcla refrescante: de menta: vierte en un vaso de agua fresca 16 gotas de aceite esencial de lavanda, menta o manzanilla. Agita fuertemente antes de pulverizar.

Es importante cuidar nuestra piel y aunque el sol tiene rayos que nos dan energìa, debemos tener el cuenta que el exceso es malo.

Debemos saber formas de tener el hierro y la ferritina en los vallores correctos, para mantener una piel bonita y saludable.

Páginas