Tres alimentos muy comunes para vivir hasta los cien años

11 Abril 2017
1 comentarios

La ciencia médica descubre que hay un tipo de alimentos que podrían ser la clave para que las personas lleguen a vivir muchos más años

Hubo un tiempo en que se nos hizo creer que las grasas eran malas para todo. Ahora la ciencia médica sabe que hay un tipo de grasas que no solo son necesarias para una salud óptima, sino que incluso podrían ser la clave para que las personas lleguen a vivir hasta los cien años.

Alimentos como el aceite de oliva, el aguacate y las nueces son ricos en grasas monoinsaturadas, un tipo de grasas con el que han experimentado investigadores de la Stanford University School of Medicine (EEUU), y creen que ayuda a proteger las células contra los signos del envejecimiento. Su hipótesis es que también ayudarían al cuerpo acceder rápidamente a la energía de los alimentos.

En la investigación vieron cómo los que almacenan este tipo particular de grasas en sus intestinos viven mucho más que el resto. Eso sí, son más gordos también.

La profesora Anne Brunet, directora de esta investigación, declaró su sorpresa: "Sabíamos que los cambios metabólicos pueden afectar a la esperanza de vida, pero  en nuestro estudio esperábamos que los animales longevos serían más delgados".

Los investigadores creen  que, debido a que muchas especies comparten patrones similares en el metabolismo de las grasas, es posible que los hallazgos puedan extenderse a otros animales, incluyendo los seres humanos. 

Vivir un 30 por ciento más con grasas monoinsaturadas

En el estudio, los gusanos contaban con más grasas monoinsaturadas, como las del aceite de oliva, que son ya conocidas por reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes.

Estos gusanos regordetes vivían un 30 por ciento más que el resto de los gusanos del experimento. Este resultado ha sido una sorpresa para ellos porque buscaban comprender por qué un tipo de gusanos que carecen de unas proteínas llamadas COMPASS (que afectan a la expresión del ADN) vivían ese 30 por ciento más.

Para hallar respuestas buscaron en la dieta y hallaron que los gusanos sin estas proteínas también acumulaban más grasa en su intestino. Y descubrieron que esa grasa es la misma que aporta el aceite de oliva, los frutos secos y los aguacates, saludables grasas monoinsaturadas.

Ahora los investigadores están trabajando para entender cómo la acumulación de ácidos grasos monoinsaturados podría funcionar para extender la esperanza de vida. Algunas posibilidades incluyen la fácil disponibilidad de energía rápida en la grasa almacenada, o "el hecho de que la grasa puede proporcionar una fuente accesible de moléculas de señalización basados en lípidos para facilitar la comunicación entre las células o tejidos". También las grasas monoinsaturadas pueden ayudar a preservar la fluidez de las membranas lipídicas que encierran y protegen a las células. Seguirán con su investigación. 

Archivado en: 

Tambien el deporte y la aventura ayudan a que estemos bien.