Un estado indio donde los pesticidas están prohibidos

16 Marzo 2017
0 comentarios

Sikkim, un pequeño estado en el noreste de la India, y en plena cordillera del Himalaya, es el primero en abrirse totalmente a la agricultura ecológica. 

Un pequeño estado en el noreste de la India, en plena cordillera del Himalaya, es el primero en abrirse totalmente a la agricultura ecológica. Sikkim (cuya extensión es similar a la de la provincia española de Ourense) se ha convertido en el primer estado totalmente orgánico de la India mediante la implementación de prácticas de cultivo ecológico en alrededor de 75.000 hectáreas de tierras agrícolas.

"Hemos alcanzado en Sikkim un estatus cien por cien ecológico en 2016", explicaba S. Anbalagan, director ejecutivo de Sikkim Organic Mission.

Doce años de tránsito a la agricultura ecológica

La conversión a la agricultura ecológica es lenta y requiere su tiempo, y fue hace 12 años cuando el gobierno indio decidió reconvertir el estado de Sikkim a la agricultura ecológica a través de una declaración en la asamblea legislativa.

Primero se restringió el uso de fitoquímicos sintéticos (pesticidas, herbicidas, etc) en las tierras de cultivo y su venta quedó prohibida. Por lo tanto, los agricultores no tuvieron otra opción que cultivar de forma orgánica.

El cultivo ecológico está libre de pesticidas y fertilizantes químicos, ya que trata de encontrar un equilibrio armonioso en una serie compleja de ecosistemas.

Recuperar la salud y riqueza de la tierra

A largo plazo, la agricultura ecológica es la base de la agricultura porque no empobrece los suelos, conserva la biodiversidad y protege el medio ambiente. La agricultura sostenible ayudará en la mantener o recuperar la salud del suelo, según declaraciones del secretario de Agricultura, Khorlo Bhutia.

Además de que también impulsará la industria del turismo en el pequeño estado del Himalaya sin salida al mar: muchos complejos turísticos ya se promocionan como totalmente ecológicos, porque allí los turistas pueden recoger, cocinar y saborear los alimentos orgánicos frescos de sus huertas.

Archivado en: