Refuerza tu inmunidad y tu salud con yogures de todo el mundo

0 comentarios

Te aportan bacterias beneficiosas que necesitas consumir a diario. 

Lassi Wikipedia

Cada día la ciencia descubre alguna nueva propiedad de los alimentos probióticos. La composición de la flora o microbiota intestinal se está revelando como una de las claves de la salud, y consumir alimentos probióticos es una de las mejores maneras conocidas de favorecer su buen estado. Por eso muchos nutricionistas recomiendan consumir diariamente al menos una ración de alimento probiótico. Cuanto mayor sea la variedad de alimentos de este tipo que se consuman, mayores son las ventajas para la salud. Te explicamos las propiedades de 7 yogures. 

Lassi

Se puede encontrar en algunas tiendas, pero las versiones comerciales tienen demasiado azúcar, espesantes, aromas y otros aditivos innecesarios (cuando no perjudiciales). El lassi procede de la India y Pakistán y se compone de dos partes de agua y una parte de yogur ácido. La proporción es variable según gustos. Una parte mayor de agua en verano puede ser más refrescante (y aun más si el agua es con gas).

Quien conozca el lassi de algún viaje a la India y lo prepare en casa se dará cuenta de que el sabor no es el mismo, eso tiene que ver con la raza de vacas de las que se obtiene la leche.

Para la variante dulce se emplea algo de azúcar, sirope de agave o miel, fruta fresca o zumo de fruta según la disponibilidad. Es especialmente sabroso si se añade puré de mango, plátano, frambuesa, fresas, arándanos, cerezas o limón. Una nota exótica se obtiene añadiendo a la mezcla especias como el cardamomo, la canela, el jengibre rallado o el azafrán. Una pizca de vinagre de manzana también resulta muy refrescante. También puedes añadirle agua de rosas.

También se pueden crear lassi no dulces con plantas aromáticas como eneldo, cilantro, comino menta y una pizca de sal. En todo caso hay que batir el lassi para que quede bien cremoso y espumoso.


Ayran

La procedencia exacta del ayran es confusa pero parece tener su origen de la zona del Cáucaso. Es comparable al kéfir caucásico, el tan armenio y el kumy alcohólico hecho con leche agria de yegua procedente de Mongolia. Lo que está claro es que el ayran forma parte de la cocina árabe. Suele servirse con comidas muy espaciadas y picantes para contrarrestar el picor. También se ofrece como bebida de bienvenida a un invitado.

Se encuentran muchas variantes en cuanto a sabores hechos con leche de vaca, oveja o cabra con y sin gas carbónico. La base sin embargo suele ser leche entera fermentada con las bacterias Streptococcus thermophilus y Lactobacillus bulgaricus.

El ayran se compone de dos parte de yogur y una parte de agua a la que se añade una pizca de sal. Todo se bate hasta que haya una mezcla homogénea. Se puede aderezar con aromáticas como menta, albahaca o melissa además de con zumo de pepino. Esta bebida es ideal tras el deporte porque además de refrescar favorece la recuperación de las sales minerales.


Dough

Otra bebida exótica es el dough ( también se escribe dugh), procedente de Persia que también se encuentra en Afganistán. Normalmente esta bebida se compone de yogur, suero de leche y agua mineral, normalmente con gas. Suele beberse con sal y aromáticas como estragón, menta, cilantro y especias como el cardamomo, la nuez moscada y la pimienta. También se le puede añadir un pepino cortado a daditos.

Se suele ofrecer con diferentes consistencias; la variante más líquida se suele tomar como bebida junto con la comida, la variante más espesa se sirve como aderezo de las comidas.


Labat

En el Líbano, en Arabia Saudí y los beduinos, suelen tomar este producto hecho a base de leche agria de vaca, camello o cabra. Suele tomarse sin añadir nada más. Hacerlo es muy sencillo: se calienta un litro de leche de vaca, cuando esté muy caliente se le añaden tres cucharadas de laban hecho o en su defecto yogur griego o turco con un 10% de contenido graso, se deja reposar 24h en un lugar cálido y ya está listo para ser consumido.


RECETAS

Todos los ingredientes deben estar previamente bien refrigerados. Se puede emplear agua helada o hielo picado o poner cubitos en la bebida ya preparada. Se puede variar la proporción de yogur y agua para controlar la liquidez.


Receta básica de lassi 

Ingredientes (para 3 vasos):
• 500 ml de yogur natural entero
• 250 ml de agua mineral
• 1 cucharadita de zumo de limón (en caso de que el yogur no sea lo suficientemente ácido)

Se puede beber tal cual o convertirse rápidamente en un lassi dulce, añadiéndole por ejemplo 250 g de mango o de fresas, o un puré de frutas ya hecho.

Lassi de plátano y jengíbre

Ingredientes (para una persona):
• 3 g de jengibre recién rallado
• 1/2 plátano
• 75g de yogur natural
• 125ml de agua mineral fría
• 1/2 cucharadita de miel (a veces si el plátano es muy dulce no es necesario)
• 1 pizca de canela y una de cardamomo

Se trituran el plátano y el jengibre, se mezclan con el yogur, luego se añade el agua y se bate todo.

Ayran de melissa

Ingredientes (para 2 personas):
• 250g de yogur natural (10%)
• 100g de nata agria
• 250ml de agua mineral
• 1 pizca de sal
• Un poco de zumo de limón y pimienta recién molida

Juntar en un recipiente el yogur y la nata, añadirle el agua despacio mientras se bate con una varilla, comprobando la consistencia. Añadirle zumo de limón y sal y volver a batir. Antes de servir espolvorear con melissa y pimienta. Una parte del agua se puede sustituir por leche, así la mezcla se vuelve más espumosa.

Dough de menta

Ingredientes para 2 personas:
• 125 ml de yogur natural
• 125ml de agua mineral
• 1 cucharada de menta picada
• Una pizca de sal y pimienta

Mezclar todos los ingredientes y servir bien frío.

Puesto de venta de lassi en la India / Wikipedia