Naturismos sobre el AIRE y el CLIMA

Naturalista, escritor, periodista, director editorial y fundador de bosques. Su vida está profundamente comprometida con la ecología. Ha trabajado como realizador, guionista, locutor de radio, presentador de series de TV y documentales de cine. Dedica gran parte de su tiempo a las labores agrarias y a la observación y estudio de la naturaleza.

Naturismos sobre el AIRE y el CLIMA

Ya sé que en la cumbre de París seguramente pocos, o ninguno, se inspirarán en lo que el aire ha inspirado siempre a quienes a veces, solo a veces, nos acordamos de lo esencial. Los territorios de la leve transparencia, tan ofendida hoy, lo son también de los colores y los suspiros los hálitos y la comunicación. Por tanto mucho más de lo que normalmente es tenido en cuenta.

Ciertamente para argumentar en la defensa del aire y su principal criatura, el clima, se usarán argumentos ecológicos y económicos. Acaso se acuerden de la justicia y de la ética. Estos naturismos pretenden ser unos pocos sorbos de aire fresco como homenaje a todos los que respiramos. Sin descartar mi ya vieja ingenuidad de aceptar que lo sumado a la sensibilidad se convierte en multiplicación a la hora de actuar en su defensa.

EL AIRE es:

Primer y esencial alimento que peso no añade.

Lugar de todos los lugares. Camino del olor. Vehículo de las miradas admiradas.

El aire da la caricia más larga. Y nos la da a todos, por dentro y por fuera.

Piel de todas las pieles.

Águila de todas las águilas.

Suspiro de todos los suspiros

Hálito de todos los hálitos

Residencia de todas las transparencias.

La respiración de los árboles consigue que el aire respire.

El clima es el paisaje más grande, incesante, incansable...

El aire comunica a la comunicación.

Fuente de todos los sonidos. Levedad donde danzan la palabra y la música.

Ese poema que escribe el aire cuando desata la melena de las hierbas y las mieses.

La atmósfera no da instrucciones pero nada vive sin obedecerla.

La atmósfera, tan desnuda y es la única envoltura de todo, su mejor traje.

Techo de todas las casas y de todo lo que vive sin casas.

Vivaz viento que traes la vivacidad.

Todo empieza en el aire. 

SIN EMBARGO, EN EL LUGAR DEL AIRE ESTÁN PONIENDO ACABAMIENTOS 

Se nos quiere olvidar que el aire respira. Su inspiración es la más completa porque se respira a sí mismo. 

Si el aire enferma nadie tiene escapatoria ni refugio.

Respirar nos mantiene enamorados del aire. ¿Cómo pueden ser hoy mayoría los que quieren divorciarse de la transparencia?

El clima es el granero de todos los graneros. Saquearlo es la más grave derrota de la inteligencia.

El aire, que tropezaba en todo y nunca se caía, está a punto de caerse porque está tropezando con esta civilización alacrana.

A veces, demasiadas, sobre nuestras ciudades pesan aires paralíticos, amputados, rotos por la prisa y la comodidad.

Pocas luchas más bellas que la emprendida para que el clima siga siendo la simiente de las simientes; la fertilidad de la fertilidad; la vida de la vida, pues.

Ahí es nada: ser la bóveda de TODO y están siendo capaces de que esté pueda caer sobre nuestras cabezas.

Están descuartizando a la transparencia.

Las cenizas del aire quemado sepultarán todo lo que somos.

El modelo energético clava lanzas de humo negro en el vientre azul de los cielos. 

Producir menos electricidad produce más transparencia.

No podemos consentir que donde todo era Génesis, en la atmósfera, esté anidando el Apocalipsis.

Una civilización que quema su atmósfera es, sin duda, un castillo en el aire.

Por primera vez en miles de millones de años el aire no está saliendo airoso.

GRACIAS Y QUE LA VIDA OS ATALANTE

Añadir nuevo comentario

Normas de uso