Té de astrágalo para estimular el sistema inmunitario

0 comentarios

Una planta adaptógena que aumenta las defensas del cuerpo contra la enfermedad. 

Originario de China, Mongolia y Corea, el astrágalo (Astragalus membranaceus) se ha utilizado durante miles de años para estimular el sistema inmunitario. El astrágalo es lo que se conoce como un adaptógeno, lo que significa que estimula el sistema suprarrenal, que maneja la respuesta hormonal del cuerpo a las tensiones físicas, mentales o emocionales. La raíz de esta planta también contiene abundantes antioxidantes, que ayudan a proteger las células contra el daño de los radiacles libres.

Según un estudio de la Universidad de Maryland Medical Center, el astrágalo tiene propiedades antiinflamatorias, antivirales y antibacterianas, y es usado en la piel para tratar heridas. Se usa para prevenir resfriados e infecciones del tracto respiratorio superior, y para bajar la presión.

El astrágalo es un componente clave en la terapia Fu Zheng, un tratamiento herbal china que se usa para restaurar la función inmune en pacientes sometidos a quimioterapia y la radiación. En Estados Unidos también se está estudiando como un posible tratamiento para las personas cuyos sistemas inmunitarios han sido debilitados por la quimioterapia o la radiación. En estos estudios, los suplementos de astrágalo parecen ayudar a las personas a recuperarse más rápido y viva más tiempo. La investigación sobre el uso de astrágalo para personas con SIDA ha producido resultados mixtos. 

Según la Universidad de Maryland Medical Center, el astrágalo se ha utilizado para lo siguiente:

Adaptógeno. Protege al cuerpo del estrés y la enfermedad.
Resfriados y la gripe. En la medicina tradicional china, el astrágalo se utiliza como parte de una combinación de hierbas para prevenir o tratar los resfriados, aunque teoría de la Medicina Tradicional China sostiene que, en algunos casos, puede empeorar los resfriados. La evidencia en las pruebas de laboratorio y en animales sugieren que puede actuar contra los virus como los que causan los resfriados.
Diabetes. Parece que el astrágalo reduce el azúcar en la sangre. Se necesitan más estudios para determinar si puede ayudar a tratar la diabetes.
Fatiga o falta de apetito debido a la quimioterapia. Algunos estudios sugieren que puede ayudar a reducir los efectos secundarios de la quimioterapia. Sin embargo, se necesita más investigación.
Enfermedades del corazón. Varios estudios sugieren que el astrágalo puede actuar como un antioxidante y ayudar a tratar enfermedades del corazón. Otros estudios sugieren que puede ayudar a tener unos niveles más bajos de colesterol.
Hepatitis. Algunos estudios han utilizado una combinación de hierbas que contiene astrágalo para tratar la hepatitis. Los resultados han sido mixtos.
Enfermedad renal. La investigación preliminar sugiere que el astrágalo puede ayudar a proteger los riñones y ayudar a tratar la enfermedad renal. Se necesitan más estudios.
Alergias estacionales. Un estudio encontró que el astrágalo puede ayudar a reducir los síntomas en personas que tienen rinitis alérgica o fiebre del heno.
Cáncer. Los estudios preliminares sugieren puede tener efectos antitumorales, específicamente contra el melanoma y leucemia.

Té de astrágalo del doctor Weil

 Haz una infusión con una bolsa de astrágalo como lo harías con cualquier té o bien hierve a fuego lento durante 10 minutos una cucharada de raíz de astrágalo seco y rallado en 2 tazas de agua.

• Cuela y sirve caliente o como bebida fría.

El astrágalo es no tóxico y se puede utilizar durante todo el año para ayudar a prevenir la enfermedad. Pero se aconseja consultar con el médico si se toma litio o medicamentos que suprimen el sistema inmune.

En herbolarios lo encuentras en cápsulas. Se aconseja tomar una por la mañana y otra por la noche. 

 


Archivado en: