Un azúcar presente en la miel ayuda a limpiar las arterias de placas

1 comentarios

Un estudio realizado en laboratorio ha demostrado que un azúcar natural presente en la miel y las setas acelera las capacidades de limpieza celulares del sistema inmunológico. 

Un azúcar natural que se encuentra en algunas variedades de la miel, y también es el glúcido predominante en setas y champiñones, podría prevenir los ataques al corazón. Este tipo de azúcar, conocido como trehalosa, activa una proteína que hace que las células inmunitarias limpien la placa de grasas que obstruyen las arterias (aterosclerosis), según un reciente estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington St. Louis. 

Los científicos han descubierto que el sistema inmunitario puede ser activado para el tratamiento de la arteriosclerosis y, posiblemente, otros problemas metabólicos, incluyendo la enfermedad de hígado graso y la diabetes tipo 2.

El estudio realizado con ratones de laboratorio ha demostrado que este azúcar natural acelera las capacidades de limpieza celulares del sistema inmunológico. Estos "limpiadores" son capaces de reducir la placa aterosclerótica que se ha acumulado en las arterias. Tales placas son una característica de la enfermedad cardiovascular y conducen a un mayor riesgo de ataque al corazón.

“Estamos interesados ​​en la mejora de la capacidad de estas células inmunitarias, llamadas macrófagos, para degradar la basura celular y convertirse en supermacrófagos,” explicó el doctor Babak Razani, autor principal del esudio, a la publciaciónd e la Universidad.

La trehalosa de la miel reduce la placa 

Los macrófagos son células inmunes responsables de la limpieza de muchos tipos de desechos celulares. “En la aterosclerosis, los macrófagos tratan de corregir el daño a la arteria mediante la limpieza de la zona, pero se ven superados por la naturaleza inflamatoria de las placas”, explicó Razani. “Su proceso de limpieza se atasca. Y la placa crece y crece". Esto provoca que las arterias se endurezcan y se vuelvan menos elásticas, poniendo a las personas en riesgo de sufrir presión arterial alta, enfermedades del corazón e incluso ataques al corazón. 

En su investigación de laboratorio han descubierto que la trehalosa reduce el tamaño de la placa en ratones alrededor del 30 por ciento. La trehalosa también se encuentra en las setas, las langostas y gambas. 

Los ratones que obtuvieron buenos resultados ante tipo de azúcar (con una reducción de hasta 0,10 mm del grosor de la placa) la habían recibido de forma inyectada. No experimentaron cambios los ratones que la recibieron de forma oral o se les dio un tipo diferente de azúcar. 

 

Archivado en: 
O sea sería mejor producir una inyección de theralosa?

Páginas